RAGED OCEAN


No sabía qué escribir, cerré los ojos y recibí esta racha de viento huracanado cuando aporreé el teclado. La escribí mientras escuchaba 'You and me- Flume remix', de Disclosure, y una versión de saxofón de 'Stay with me', de Justin Ward. Vaya... espero que lo disfrutéis, como yo lo hice al escribirlo :) .

RAGED OCEAN

(Mar Enfurecido)

Huracán bailando. Arrasando la tormenta, extendiendo sus chispas acuáticas. Sacudiendo la tierra, regando cada pedazo de tierra, cada lágrima de niño. Tú me abrazabas. Tú me abrazabas, y todo iba bien, pero entonces te convertiste en una bestia que era capaz de arrastrar el mundo al océano profundo, y me dejaste solo, indefenso contra ti, y yo no podía hacer nada para poder volver a abrazarte. Tú me apartabas con tus brazos de viento agresivo. Tú me ahuyentabas, me apartabas de un manotazo cuando yo intentaba susurrarte al oído, que pararas. Que detuvieras esa carnicería que empezaste por los cielos, y que dejaras al hombre que te ama tranquilo, en su casa, para que pudiera sentarse un rato en el sofá sin sentir tu filo amenazándole.

Yo antes era tu mano compasiva, era aquel hombro en el que te podías apoyar cuando una lágrima asomaba en tus ojos delicados. ¿Qué cambió? Por qué insististe en volverte arrogante, fuerte, y desdeñar cada vez que yo te ofrecía mi hombro para consolarte. Por qué insististe en marcharte, cogiendo tu equipaje y cerrando la puerta de un portazo… Dejarme con una lágrima cayendo al suelo,  dejarme con una mano extendida hacia la puerta, dejarme desamparado frente al mundo que siempre me prometiste que negaríamos juntos. Yo no te pedí nada de esto. Yo solo quería compartir mi vida contigo, y que los otros se dieran con un canto en los dientes cuando intentasen separarnos. Yo te amo. Ven conmigo. Quiero estrecharte en mis brazos, quiero ser yo el que llore en tu hombro, quiero abrazarte y que tú me susurres al oído unas palabras de consuelo, diciéndome que no tienen razón y que juntos lo superaremos. Por qué te volviste tan atroz, tan vendaval, tan huracán, yo te amo, para, ya.

Entradas populares de este blog

El puzle

No es otra Navidad

Enrique Dubariego pierde la cabeza