viernes, 2 de septiembre de 2016

La friendzone

Acabo de ver 'Pagafantas', de Eduardo Cobeaga. Ha llegado el momento, he pensado, de que salga a la luz...
La friendzone
SARA LAGOS: Buenas tardes, queridos oyentes, aquí estamos, en Radio Sara, con nuestro invitado especial de hoy, Alfredo Casas, experto en fracasos amorosos. Hoy hablaremos de la friendzone. Buenas tardes, Alfredo.
ALFREDO CASAS: Hola, Sara, qué tal estás.
SARA: ¡Pues muy bien! Ahora dime, ¿cómo te hiciste experto en fracasos amorosos?
ALFREDO: Pues no es nada fácil. Lo primero, que hay que ser rematadamente imbécil, no tener instinto y luego elegir siempre a la mujer equivocada.
SARA: ¡Vaya! ¿Y cuántas veces has fracasado en el amor?
ALFREDO: Tantas como hijos le dijo Dios a Abraham que tendría.
SARA: Parece un número alto.
ALFREDO: No te creas, siendo constante, todo se consigue.
SARA: Bueno...
ALFREDO: Ya, ya, lo sé, también se pueden conseguir órdenes de alejamiento, pero no he llegado a ese extremo casi nunca.
SARA: En fin, dejemos de hablar de ti, y empecemos a hablar del tema que nos ocupa. ¿Qué es la friendzone?
ALFREDO: (Suspira) Pues la verdad, Sara, es que es un concepto terrible que afecta a ambos sexos, principalmente a hombres, que consiste en que la persona deseada solo nos quiere como amigos. Esto se puede ver determinado por factores de físico, o de la personalidad, o de ambos.
SARA: Parece doloroso.
ALFREDO: Lo es.
SARA: Y dime, ¿podrías ponerme algún ejemplo de manifestación de la friendzone?
ALFREDO: Pues verás, es como cuando el chico le dice a la chica "Te amo" y la chica le dice "Gracias".
SARA: ¡Vaya! Parece algo terriblemente doloroso. ¿Tú te has visto alguna vez en la friendzone?
ALFREDO: Si no lo hubiera hecho, no sería experto en fracasos amorosos, ¿no crees? (ríe)
SARA: Cierto... y dime, ¿qué se puede hacer para entrar en la friendzone?
ALFREDO: La friendzone es una zona a la que entramos habitualmente con la mayoría de las personas de nuestro entorno... el problema está cuando entramos en la friendzone de la persona que nos gusta. Entonces, Houston, tenemos un problema... para entrar en la friendzone, lo único que hay que hacer es ser amigable y, sobre todo, no coquetear bajo ningún concepto.
SARA: Parece fácil caer en la friendzone, ¿cómo se puede evitar?
ALFREDO: Bueno. Sobre todo, coquetea. Y muestra tus intenciones claramente, con miradas, gestos, posiciones corporales, palabras... todo cuenta, a la hora de evitar ser atrapado en la friendzone.
SARA: ¿Qué recomendarías a alguien que se quiere mantener alejado de la friendzone?
ALFREDO: Lo acabo de decir.
SARA: Cierto. Y dime; esta es una pregunta que les interesa mucho a nuestros oyentes. ¿Es posible salir de la friendzone?
ALFREDO: Pocos lo han conseguido... en mi campo de estudio, los seres humanos que salen de la friendzone son excepcionales. Tanto, que en la carrera nos aprendemos todos los casos de las personas que han conseguido esta hazaña. No son demasiados, créeme.
SARA: ¡Te creo, te creo! (Ríe) En fin, creo que ha sido suficiente por hoy, y creo que hemos comprendido bastante bien el concepto de la friendzone: un pozo del que es casi imposible salir.
ALFREDO: Exacto. (Tras un instante de silencio) Oye, Sara, me pareces una mujer excepcional, es decir, mira tu chaqueta, rebosas belleza.
SARA (extrañada): Sí...
ALFREDO: ¿Quieres ser mi novia? Me he enamorado de ti nada más verte.
SARA: Pero qué me estás contando.
ALFREDO: Tus cabellos son como oro bruñido, tu tez cual plumas de cisne, tus ojos cual zafiros de coral...
SARA: Estás delirando. ¡Seguridad!
ALFREDO: ¡No! ¡No! ¡No me hagas esto! ¡Yo te amo!
(Entra SEGURATA:)
SEGURATA: ¿Qué pasa?
SARA: Eche a este hombre, se está propasando.
ALFREDO: ¡Amigo! Solo estoy expresando mi amor como lo haría cualquier imbécil de a pie que se precie.
SARA: Échelo a patadas.
SEGURATA arrastra a ALFREDO fuera de la sala.
ALFREDO (antes de desaparecer por la puerta, llorando lo más trágica y ridículamente posible)¡¡Yo te amaba, Sara!! ¡¡Yo te amaba!!
SEGURATA: ¡Que te vayas a hacer gárgaras con lejía, hombre ya!
SEGURATA y ALFREDO se han ido.
SARA: (mueca de asco) Buej. A ese no lo quiero ni como amigo. Ya le gustaría a ese siquiera estar en mi friendzone.
FIN